¿Cómo deducir el alquiler en la declaración de la renta 2018?

comprar piso madrid para alquilar
¿Es rentable comprar un piso en Madrid para alquilar?
23 febrero, 2018
smart home casa inteligente hogar
Convierte tu hogar en una Smart Home
6 abril, 2018
Mostrar todo

¿Cómo deducir el alquiler en la declaración de la renta 2018?

deducir alquiler declaración renta 2018

Si eres propietario o inquilino y no sabes cuáles son los gastos deducibles en el alquiler de una vivienda en la Comunidad de Madrid, te interesa leer este post donde explico cómo deducir el alquiler de la vivienda en la declaración de la renta 2018 (IRPF 2017).

Desde el 15 de marzo podemos consultar nuestros datos fiscales, aunque la campaña de la declaración de la Renta 2018 se abrirá oficialmente el 4 de abril, fecha a partir de la cual los contribuyentes pueden presentar su declaración por teléfono y vía web.

Además, la Agencia Tributaria tiene ya en funcionamiento su app oficial, disponible en los markets de Google y Apple, para consultar el borrador, descargar la historia del contribuyente y presentar la información pertinente.

 

¿Por qué declarar el alquiler en el IRPF?

Todos los ingresos que provengan del alquiler de la vivienda habitual, garaje o segunda vivienda deben declararse por imperativo legal.

El arrendador o propietario que no incluya el rendimiento generado por dicho alquiler en la declaración de la renta 2018, se expone a que la Agencia Tributaria lo detecte.

En ese caso, el contribuyente recibe una propuesta de liquidación, conocida popularmente como una ‘paralela’, en la que se incluyen las rentas que no se han declarado.

Además de pagar los importes que en su día no se declararon la Agencia Tributaria puede imponer una sanción por entender que ese comportamiento no está dentro de los límites legales y está orientado a defraudar a la administración.

El importe de dicha sanción puede ir del 50% al 150% de lo que se ha dejado de declarar, dependiendo de si se califica esta falta como leve, grave o muy grave. Además, habrá que sumar los intereses de demora.

Por otro lado, el incumplimiento de la obligación tributaria puede generar un problema añadido con el inquilino, quien solo podrá aprovecharse de las deducciones por el alquiler de la vivienda habitual si el arrendador ha declarado los pagos recibidos.

Si no ha sido así, el arrendatario tiene derecho a reclamarlo por vía judicial o solicitar una inspección tributaria.

Los ingresos obtenidos por alquileres deben declararse como rendimientos de capital inmobiliario.

Para calcular qué cantidad hay que declarar hay que restar a los ingresos anuales obtenidos por el alquiler los gastos deducibles. Sobre esta cantidad se pueden aplicar ciertas reducciones.

Si el arrendamiento se realiza como actividad económica, las cantidades obtenidas no tienen la consideración de rendimientos del capital inmobiliario, sino de actividades económicas y se declaran en el apartado específico de la renta.

 

¿Cuáles son las deducciones del alquiler para el inquilino?

Desde el 1 de enero de 2015 se suprime la deducción que los arrendatarios de vivienda podían aplicarse por el alquiler de su vivienda habitual.

No obstante, se contempla el establecimiento de un régimen transitorio para los alquileres de vivienda efectuados con anterioridad a 2015, de manera que la supresión sólo afectará a los nuevos alquileres.

Aquellos que tengan contratos anteriores podrán seguir aplicando la deducción hasta que finalicen.

Para los contratos anteriores al 1 de enero de 2015, los contribuyentes cuya base imponible máxima no supere 24.107,20€ podrán aplicarse una deducción del 10,05% de las cantidades satisfechas en concepto de alquiler, teniendo en cuenta un límite máximo que varía en función de su base imponible pudiendo ser:

  • 9.040€, siempre que la base imponible sea menor a 17.707,20€
  • 9.040 – 1,4125 x (BI-17.707,20), cuando la base imponible sea mayor de 17.707,21 y menor o igual a 24.107,20€

Esta deducción se puede aplicar conjuntamente con la deducción de la Comunidad de Madrid por arrendamiento de vivienda habitual para menores de 35 años.

Como novedad para este año la Comunidad de Madrid permite a los inquilinos menores de 35 años deducir el 30% de las cantidades que hayan satisfecho en 2017 por el alquiler de su vivienda habitual, hasta un máximo de 1.000 euros y se eleva la edad hasta los 40 años para personas desempleadas con cargas familiares.

Hay una serie de requisitos que deben cumplirse para que se pueda aplicar esta deducción:

  • la base imponible (entendiendo como tal la suma de la base imponible general y la del ahorro) del período impositivo no debe ser superior a 25.620 € en tributación individual o a 36.200 € en tributación conjunta.
  • el arrendador de la vivienda tiene que depositar la fianzacorrespondiente del alquiler en la Agencia de Vivienda Social de la Comunidad de Madrid (antes llamado IVIMA).

 

¿Cuáles son las deducciones del alquiler para el propietario?

La deducción por alquiler para el inquilino o arrendador implica tener en cuenta dos aspectos diferentes que se indican a continuación.

Gastos que genera la propiedad

Los siguientes gastos de la propiedad son deducibles y se restan de los beneficios que se han obtenido por el alquiler:

  • Intereses y gastos de financiación de los capitales invertidos en la compra de la vivienda.
  • Intereses y gastos de financiación de los enseres cedidos con la vivienda (como por ejemplo el mobiliario).
  • Impuesto sobre bienes e inmuebles (IBI), siempre que lo pague el arrendador.
  • Gastos para la formalización del contrato del alquiler.
  • Gastos de la defensa de carácter jurídico de la vivienda y su rendimiento.
  • Gastos de conservación y reparación (excluidas las mejoras).
  • Gastos de la comunidad y suministros si los paga el propietario.
  • La amortización del inmueble y los bienes que contenga (3% del valor de construcción por el desgaste).
  • Gastos de administración, vigilancia, portería y otros servicios relacionados con la finca.
  • La prima del seguro (responsabilidad civil, incendio, robo).

Rentas que se obtienen del alquiler

Los propietarios pueden aplicar una reducción de carácter general del 60% sobre la renta obtenida por el alquiler, cualquiera que sea la edad del inquilino o arrendatario.

Es importante recordar que desde 2015 ya no se puede aplicar la reducción del 100% que se aplicaba cuando el arrendatario tenía una edad comprendida entre 18 y 30 años y unos rendimientos netos del trabajo o de actividades económicas en el período impositivo superiores al IPREM.

 

Consejos útiles para declarar el alquiler en la renta 2018

Teniendo en consideración lo comentado anteriormente y por motivos fiscales, conviene alquilar una propiedad a una persona física para residencia habitual y así poder aplicar la reducción del 60% del rendimiento neto y las deducciones de los gastos anteriormente descritos.

Este tipo de alquiler es el tradicional en el que las partes prefieren mayor duración del contrato y más estabilidad, el arrendatario puede permanecer al menos tres años en la vivienda, salvo que cada año este quiera resolver el contrato.

Sin duda alguna, siempre es recomendable incluir en la declaración de la renta el alquiler de la vivienda habitual ya que tiene un tratamiento fiscal muy favorable en el IRPF.

Por supuesto, existen otras opciones de alquiler, como por ejemplo alquilarla a una persona física para despacho, alquilarla a una entidad, alquilarla por temporadas o alquilarla como apartamento vacacional de uso turístico, pero en estos casos no se puede aplicar la reducción del 60% del rendimiento neto.

Si estás interesado en alquilar una vivienda, no dudes en ponerte en contacto conmigo, estaré encantado de facilitarte más información sobre el servicio de gestión integral del alquiler.

 

Si crees que este post puede ayudar a alguien, te agradeceré que lo compartas en tus redes sociales.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail
José Carlos Padrino
José Carlos Padrino
Soy asesor inmobiliario de REMAX en Madrid. Ayudo a personas como tú a vender, alquilar o comprar sus propiedades con todas las garantías y tranquilidad. Me encargo de todo para que no te preocupes de nada. ¿Hablamos? Puedes ver aquí toda la información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido esta protegido !!