¿Cómo ahorrar en las facturas de luz, gas y agua?

13 consejos para proteger tu casa en vacaciones
13 julio, 2018
vender casa herencia
¿Cómo vender una casa heredada?
28 septiembre, 2018
Mostrar todo

¿Cómo ahorrar en las facturas de luz, gas y agua?

ahorrar factura luz, gas y agua

La vuelta de vacaciones suele dar lugar a uno de los momentos críticos de la economía familiar: la temida cuesta de septiembre que tanto asusta a nuestro bolsillo.

El ahorro de energía no solo implica un ahorro importante en los gastos del hogar, sino que también supone un compromiso con el medio ambiente y el aprovechamiento de los recursos naturales.

Según los datos del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), organismo dependiente del nuevo Ministerio para la Transición Ecológica, el 20% de la energía que se gasta en España se consume en el ámbito residencial.

El uso de energías no renovables, como carbón, petróleo, gas natural y uranio, representa en España más del 90% del consumo energético.

Es importante concienciarse y realizar un consumo responsable de la energía que garantice que los recursos no se agotarán en un futuro próximo.

No te pierdas este interesante post donde doy una serie de consejos para ahorrar en las facturas de la electricidad, gas y agua.

 

¿Cómo ahorrar en la factura de la electricidad?

El recibo de la electricidad es el suministro que más dinero se lleva cada año de nuestro presupuesto doméstico.

Es aconsejable conocer nuestro consumo para contratar la potencia que se ajuste al número de miembros de la familia, nuestros hábitos y necesidades.

Es frecuente tener contratada una potencia más alta que el consumo de electricidad que tenemos, lo que es un gasto inútil.

También es recomendable comparar las ofertas y promociones de las empresas que nos suministran electricidad para elegir la que más conviene.

Otra forma de ahorrar es tener una tarifa de horario nocturno, es ideal para realizar las tareas domésticas (lavadora, lavavajillas, etc.) en las franjas horarias más económicas.

La discriminación horaria puede suponer un ahorro del 15% en la factura de la luz, incluso aunque no se cambien los hábitos de consumo.

 

Consejos sobre iluminación

La iluminación representa casi un 20% del consumo energético de nuestro hogar, siguiendo algunos consejos sencillos se pueden recortar gastos.

 

  • Algo básico que a veces hacemos: dejarnos las luces encendidas, hay que revisar que las luces están apagadas cuando salimos de casa y antes de irnos a dormir.
  • Instalar reguladores que controlen la intensidad de la luz en lugar de interruptores.
  • Utilizar la luz puntual ya que la indirecta consume más.
  • Usar pinturas en las paredes y en el techo de un color claro para ganar luminosidad y consumir menos luz.
  • Aprovechar la luz natural al máximo posible, en este aspecto la orientación de nuestra casa es fundamental.
  • Sustituir las lámparas halógenas que utilizan 10 veces más electricidad que las de bajo consumo o led.
  • Desenchufar los aparatos cuando nos los estamos usando, por ejemplo, el ordenador o la televisión cuando no la estamos viendo.
  • Apagar todo lo que se queda en stand-by (TV, ordenadores, equipos de música) supone un ahorro nada desdeñable.
  • Instalar un sistema domótico de iluminación que adapta el nivel de iluminación en función de la variación de la luz solar, la zona de la casa o la presencia de las personas.

 

Consejos sobre electrodomésticos

El consumo de los electrodomésticos que tenemos en el hogar son otra importante fuente de gastos que podemos optimizar de forma eficiente.

Si tenemos que renovar algún electrodoméstico de gama blanca es mejor comprar los más eficientes desde el punto de vista energético, es decir los de clase A++ o A+++, ya que contribuyen al ahorro.

 

  • Es conveniente limitar el número de lavados y llenar en la medida de lo posible la lavadora.
  • Es mejor utilizar la lavadora en frío cuando se pueda, casi un 90% de la energía que consume es para calentar el agua.
  • Cada vez que abrimos el frigorífico, se desperdicia un 7% de energía, es mejor no abrir y cerrar la nevera de forma innecesaria.
  • Es conveniente dejar enfriar los alimentos cocinados antes de introducirlos en la nevera para evitar que suba la temperatura interior.
  • Descongelar los alimentos dentro de la nevera es una buena idea, así se aprovecha el frío que se desprende y se reduce el consumo.
  • Es recomendable poner la temperatura de la zona del refrigerador a 6ºC y la del congelador a –18ºC, por cada grado que se baje se incrementa un 5% el consumo de energía.
  • Elegir los programas ECO del lavavajillas que funcionan a temperaturas bajas y solo usarlo cuando esté lleno.
  • Aprovechar el calor residual del horno y de la vitrocerámica para terminar de cocinar los alimentos.

 

¿Cómo ahorrar en la factura del gas?

El consumo más importante de gas en el hogar es el relativo a la calefacción, por lo que es conveniente hacer un uso racional de la misma.

Respecto a las compañías que suministran el gas, es importante seleccionar la mejor oferta del mercado dependiendo de nuestras necesidades reales.

Si contratamos el suministro de gas con la misma compañía que nos proporciona la electricidad podemos conseguir descuentos interesantes.

Siguiendo una serie de consejos y acciones conseguiremos ahorrar en la factura del gas.

 

  • La temperatura ideal y óptima en el hogar se estima que es de 20 ºC, por cada grado de más, el consumo se incrementa entre un 5 y un 7%.
  • Es conveniente usar termostatos programables para controlar la temperatura y hora a la que se enciende la calefacción.
  • Las calderas de condensación son más eficientes que las de combustión y ofrecen un rendimiento superior.
  • En invierno se recomienda programar el encendido de la calefacción una hora antes de llegar a casa.
  • Si la calefacción es colectiva y es excesiva, conviene cerrar los radiadores, pero nunca abrir las ventanas.
  • Ubicar los radiadores bajo las ventanas es la mejor opción porque el aire se filtra y ayuda a distribuir el calor.
  • Hay que evitar tapar los radiadores o poner ropa húmeda ya que entonces forzamos a que funcionen más para calentar lo mismo.
  • Es recomendable purgar los radiadores una vez al año para sacar el aire que hay en su interior.
  • Instalar válvulas en los radiadores para regular la temperatura individual de cada estancia.
  • En las habitaciones que apenas se usen es mejor no gastar calefacción y cerrar la llave de los radiadores.
  • Fijar la temperatura del agua caliente a 45 grados, subir la temperatura supone más gasto y no es necesario utilizar temperaturas tan altas para, por ejemplo, ducharse.
  • Es mejor ducharse que bañarse, se ahorra gas y se desperdicia menos agua.
  • Colocar por defecto el mando del grifo en modo frío, así solo se utilizará el agua caliente cuando sea necesario.
  • Tener unas ventanas y puertas con cerramientos eficientes evita que se pierda calor a través de ellas.
  • No deben abrirse las ventanas cuando está puesta la calefacción, para renovar el aire de la casa es mejor hacerlo en el horario más soleado durante 10 minutos.
  • En invierno es útil subir las persianas y abrir las cortinas para aprovechar el calor del sol y subir la temperatura de la casa un par de grados.
  • Es importante adecuar la ropa que llevamos en casa con la temperatura para reducir los grados de la calefacción simplemente poniéndonos una prenda.

 

ahorrar factura luz, gas y agua

 

¿Cómo ahorrar en la factura del agua?

Después de la electricidad y el gas, el agua es el consumo más destacado en un hogar.

El suministro del agua no está regulado por un mercado de libre competencia como la electricidad o el gas, por lo que no es una cuestión de comparar tarifas.

Aunque el agua es el recurso más abundante del planeta, solo el 3% es agua dulce y de este pequeño porcentaje, solo el 1% es apta para el consumo humano.

Ahorrar agua tiene consecuencias positivas a nivel medioambiental, así que además de favorecer la economía doméstica estaremos contribuyendo a nivel ecológico.

Si queremos ahorrar en la factura del agua es aconsejable seguir estos consejos para reducir su consumo.

 

  • Es mejor ducharse que bañarse, llenando la bañera se gasta cuatro veces más de agua.
  • Cerrar el grifo durante tareas como lavarse los dientes, afeitarse o enjabonarse ahorra bastante agua, un grifo estándar consume 10 litros por minuto.
  • Abrir el grifo lo necesario, por ejemplo, para lavarse las manos no se necesita todo el caudal.
  • Colocar filtros aireadores en grifos y duchas para rebajar el caudal de suministro reduce hasta un 50% el consumo de agua.
  • Instalar grifería termostática para seleccionar el caudal y la temperatura deseada del agua.
  • Instalar una cisterna de doble pulsador es una buena idea para ahorrar agua en cada descarga.
  • No se debe utilizar el inodoro como si fuera un cubo de basura.
  • Se debe arreglar cuanto antes cualquier fuga de agua que se detecte, una gota de agua por segundo se convierte en 30 litros al día.
  • Recoger el agua cuando se espera hasta que se caliente para otros usos.
  • Poner la lavadora y el lavavajillas a plena carga con el programa adecuado ahorra bastante agua.
  • Instalar un sistema de riego inteligente con sensor de humedad o de lluvia para regar el jardín cuando sea necesario.
  • Es preferible regar las plantas por la noche o al amanecer.

 

Si te ha gustado este post te animo a que lo compartas en tus redes sociales.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
José Carlos Padrino
José Carlos Padrino
Soy asesor inmobiliario de REMAX en Madrid. Ayudo a personas como tú a vender, alquilar o comprar sus propiedades con todas las garantías y tranquilidad. Me encargo de todo para que no te preocupes de nada. ¿Hablamos? Puedes ver aquí toda la información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido esta protegido !!