Asesor inmobiliario en Madrid José Carlos Padrino
Hipotecas fijas variables 2018
¿Elijo hipoteca fija o variable?
3 febrero, 2022
abrir casa rural negocio
¿Abrir una casa rural es un buen negocio?
5 marzo, 2022

¿Cómo evitar la ocupación ilegal de un piso en Madrid?

evitar ocupacion ilegal piso madrid

La ocupación ilegal de un piso es un serio problema que preocupa a los propietarios que desean alquilar su vivienda en Madrid.

Nadie está exento de sufrir este problema ya que cualquier persona está expuesta a que su vivienda sea ocupada sin consentimiento previo.

Para evitar que ocupen un piso ilegalmente es importante tener en cuenta ciertos consejos y saber cómo actuar si esta desagradable situación se produce.

¿Cómo es la ocupación ilegal en Madrid?

La ocupación ilegal de un piso ocurre cuando una persona vive en una propiedad ajena sobre la que no tiene título, derecho o arrendamiento y no aporta ningún pago.

Por ejemplo, puede ser alguien que entra a vivir en un piso vacío sin permiso o un inquilino que no paga el alquiler, pero sigue habitando en la vivienda.

Este problema se está agravando debido a la crisis económica derivada de la pandemia ya que el número de ocupaciones ilegales en Madrid va en aumento.

Además, los llamados okupas se hacen cada vez más expertos, son capaces de cambiar las cerraduras y ocupar un piso en poco tiempo.

Un piso vacío incluso puede ser un reclamo para las mafias que pretenden hacer negocios con la vivienda.

Según los datos de la Policía Nacional en la Comunidad de Madrid hay unas 4.300 viviendas ocupadas de forma ilegal.

La Policía Nacional estima que en Madrid hay al menos 20 grupos mafiosos dedicados a la ocupación ilegal de pisos.

La ocupación ilegal de un piso supone para el propietario asumir gastos en los trámites legales y en la reparación de los desperfectos.

Por otro lado, también le supone dedicar tiempo y esfuerzo en los juzgados para conseguir un dictamen judicial.

Además, el proceso de desalojo de un piso no es fácil y puede crear problemas de ansiedad y preocupación a los propietarios.

Consejos para evitar la ocupación ilegal de un piso en Madrid

Alquilar el piso

Sin duda alguna, lo más seguro es tener el piso alquilado, de esta manera el propietario obtiene una rentabilidad y la vivienda no está vacía.

Si el piso no está arrendado, para prevenir una ocupación ilegal es conveniente que la vivienda esté en proceso de alquiler, así el asesor inmobiliario la enseña regularmente.

Es aconsejable evitar los típicos carteles que se colocan en las fachadas y usar la publicidad de los diferentes portales inmobiliarios.

Visitas periódicas al piso vacío

Si el alquiler no es factible, es conveniente visitar regularmente el piso para echar un vistazo, vaciar el buzón o regar las plantas de la terraza.

También ayuda el dejar las persianas un poco levantadas y cambiar su posición de vez en cuando para dar la sensación de que el piso está habitado.

Por último, es importante mantener el contacto con los vecinos para que estén atentos por si observan algo extraño, son los más interesados en colaborar para evitar una ocupación ilegal.

Instalar una alarma en el piso

Disponer de una alarma conectada con la Policía Nacional proporciona un extra de seguridad muy importante para evitar una ocupación ilegal.

Cuando la Policía recibe un aviso, esta actúa directamente contra el allanamiento o robo ya que puede acceder al piso para expulsar a las personas que han entrado ilegalmente.

Es importante saber que en el caso de que se produzca el delito, este no es considerado ocupación, si no allanamiento, por eso la Policía puede actuar de inmediato.

Instalar un sistema domótico

También es útil instalar algún sistema domótico para realizar acciones a distancia, como encender y apagar las luces, subir y bajar las persianas o correr las cortinas.

De esta forma se simula actividad en el piso y sirve para disuadir a los posibles ocupantes ilegales.

Además, se puede instalar una videocámara de seguridad conectada al teléfono móvil para comprobar el estado del piso. 

En el mercado existen videocámaras de 360 grados con visión térmica y detección de movimiento, cuestan entre 60 y 90 euros y son una inversión segura.

Este tipo de cámaras detectan la intrusión por la temperatura y el movimiento y avisan al dueño del piso por el móvil.

Colocar puertas antiokupas

Existen en el mercado puertas diseñadas exclusivamente para evitar la ocupación ilegal.

Se fabrican con materiales de acero muy resistente, además incluyen un sistema que evita el arranque de las bisagras y una cerradura de alta seguridad que hacen casi imposible su apertura.

Proteger la puerta de entrada con una cerradura de seguridad

Una cerradura de seguridad de buena calidad es una de las mejores formas de evitar la ocupación ilegal ya que dificulta bastante la entrada al piso.

Este tipo de cerraduras incluyen un bombín avanzando con protección antibumping y antiperforación con taladro, algunas incluso tienen el sistema de anticopiado de llaves.

También existen las llamadas cerraduras inteligentes, son aparatos digitales que solo abren la puerta digitalmente, así la cerradura no puede ser forzada.

Poner rejas en las ventanas

Si el piso se encuentra a pie de calle o en un primer piso de fácil acceso, es recomendable instalar unas rejas para evitar la entrada a través de las ventanas.

Es cierto que las rejas en una ventana no son muy estéticas, aunque nadie puede discutir que son una buena opción para evitar una ocupación ilegal.

No publicar en las redes sociales durante las vacaciones

Es importante evitar publicar en las redes sociales cuando uno está de vacaciones.

La información que se comparte en estos medios puede ser mal utilizada por las personas que intentan ocupar ilegalmente una vivienda o robar en ella.

Contratar un seguro del hogar

Hay seguros del hogar que ofrecen protección jurídica para cubrir las reclamaciones y amparar legalmente al propietario si sufre una ocupación ilegal de su piso.

Con la de defensa jurídica la aseguradora se hace cargo de las demandas de terceros y de los problemas legales debidos a la ocupación.

Aunque hay que tener en cuenta que la cobertura de defensa jurídica se hace cargo de los costes del procedimiento, pero no de los desperfectos ocasionados en el piso.

Otra opción es contratar un seguro de hogar multirriesgo que cubra los daños materiales debidos a una ocupación ilegal o a actos vandálicos.

¿Cómo actuar si se detecta una ocupación ilegal?

Las primeras 48 horas tras una ocupación ilegal son cruciales ya que la Policía Nacional puede actuar sin necesidad de una orden judicial.

Es decir, la Policía puede entrar en el piso y echar a los intrusos al considerarse un allanamiento de morada, si se trata de la vivienda habitual del propietario. 

Si se sospecha que el piso ha sido ocupado ilegalmente se puede avisar en tiempo real a la Policía mediante el teléfono móvil usando la App AlertCops o llamar de inmediato al 091.

Además de avisar a la Policía, es necesario que el propietario ponga una denuncia en una comisaría para reflejar por escrito esta situación.

La Policía aconseja que en ningún caso hay que enfrentarse con las personas que han ocupado el piso ilegalmente.

Por otro lado, no conviene cortar los suministros de agua, luz y gas ya que, por extraño que parezca, podría constituir un delito.

¿Cómo actuar si el piso es ocupado ilegalmente?

Si no se actúa con rapidez y se supera el plazo de las 48 horas, el piso se convierte en la morada de los okupas

En este caso, la Constitución Española ampara a estas personas porque el domicilio es inviolable, a no ser que exista una orden judicial.

Una vez que el piso ha sido ocupado, hay dos vías legales para recuperar la vivienda.

Vía civil

Con esta opción se inicia un procedimiento judicial para reclamar y recuperar la posesión del piso.

Se solicita una demanda de desahucio o de recuperación de la posesión de la vivienda.

La conocida Ley del desahucio exprésde 2018, agiliza el proceso por medio de un procedimiento civil, se suele tardar unos seis meses en recuperar la vivienda.

El procedimiento termina en un auto que no permite recurso y se entrega la posesión de la vivienda ocupada al propietario.

Vía penal

Esta opción requiere interponer una denuncia ante la Policía o ante un juzgado de guardia.

Además, es necesario que el propietario aporte las pruebas que demuestren que el piso es suyo, por ejemplo, la escritura de propiedad.

En este sentido, es conveniente guardar una copia de la escritura de propiedad fuera del piso o tener una copia escaneada en el móvil.

El Código Penal tipifica dos supuestos de ocupación ilegal de una vivienda en contra de la voluntad del propietario.

  • Allanamiento de morada según el artículo 202, supone penas de prisión de entre 6 a 24 meses, si no hay violencia y de 1 a 4 años de prisión si la hay.
  • Usurpación según el artículo 245 en el caso de que la vivienda no sea una morada, implica una pena de 3 a 6 meses.

La diferencia entre allanamiento de morada y usurpación tiene relación con el concepto de morada.

Morada es la vivienda habitual del propietario donde desarrolla su vida diaria, ya sea de forma permanente o temporal, como el caso de una segunda residencia.

Es decir, morada no es una vivienda abandonada o una vivienda en construcción ya que no vive nadie.

Si necesitas alquilar tu piso en Madrid, llámame, estaré encantado de atenderte.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail
José Carlos Padrino
José Carlos Padrino
Soy asesor inmobiliario en Madrid. Ayudo a personas como tú a vender, alquilar o comprar sus casas con seguridad y comodidad. Si quieres que me encargue de todo para que no te preocupes de nada, llámame ahora mismo. Puedes ver aquí más información de mis servicios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: El contenido esta protegido !!