10 errores que debes evitar al vender tu casa

compra venta nuda propiedad
¿Comprar la nuda propiedad es una inversión rentable?
24 mayo, 2018
comprar casa España
¿Por qué compran casas en España los extranjeros?
29 junio, 2018
Mostrar todo

10 errores que debes evitar al vender tu casa

errores al vender tu casa

Vender una vivienda en Madrid no es una tarea fácil, sobre todo, cuando se trata de la primera vez.

La inexperiencia dentro del mercado de la compraventa puede retrasar el cierre de la operación y que el inmueble acabe “quemándose“.

Esto puede deberse en gran parte a los errores más comunes que se comenten en la venta de una casa, si quieres evitar los 10 errores principales que cometen los vendedores te interesa leer este post.

 

Error 1: poner un precio equivocado

Generalmente los vendedores tienden a valorar su vivienda por encima del precio del mercado y más ahora que el sector muestra signos de recuperación.

Además, suele haber un componente emocional importante que lleva al vendedor a poner un precio más elevado del de mercado.

Los inmuebles comercializados sin un informe de valoración realizado por un profesional salen a la venta con un precio de oferta entre un 10% y un 20% superior al del precio real de mercado.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que los compradores actuales están bien informados y conocen la situación real.

Con un precio muy elevado, la vivienda en cuestión está condenada a permanecer largo tiempo en venta, alejando a posibles interesados.

Si el precio de la vivienda está ajustado al del mercado desde el principio, las probabilidades de vender son mucho más altas que si se pone un precio muy alto para ir reduciéndolo poco a poco en sucesivas revisiones.

 

Error 2: ocultar información de la vivienda

Es importante no ocultar ningún detalle sobre la propiedad, los compradores siempre agradecen la sinceridad de un vendedor desde el principio.

Al final, todo se sabe, por esta razón la transparencia y honestidad son importantes en una transacción de este tipo.

Si existe alguna avería o deficiencia que no se ha solucionado, lo mejor es reconocerlo para evitar posibles reclamaciones después de la firma de la escritura de compraventa.

Además, si un posible comprador pregunta por los gastos de la comunidad o sobre las derramas, la información comunicada debe ser siempre veraz.

En estos casos para generar confianza, es mejor tener a mano los recibos que demuestran que se está al corriente de pago.

También es importante no generar falsas expectativas al comprador, ya que lo único que se consigue es perder el tiempo y posibles oportunidades.

 

Error 3: no tomarse en serio al primer interesado

Aunque resulte difícil creerlo, en muchas ocasiones la primera oferta por una casa suele ser la mejor.

La primera propuesta suelen hacerla los interesados que buscan una vivienda en una zona que les gusta con ciertas características, por lo que suelen realizar una oferta competitiva con el ánimo de cerrar la venta.

Es cierto que posiblemente la primera oferta sea más baja de lo que al vendedor le gustaría, pero siempre es importante saber negociar.

Con frecuencia los vendedores deciden esperar a mejores ofertas, pero la verdad es que muchas propiedades pasan demasiado tiempo en el mercado por no tomarse lo suficientemente en serio la primera oferta.

Esperar a que llegue una oferta elevada no funciona casi nunca y más en un momento como el actual, en el que la oferta está muy diversificada.

 

Error 4: decoración muy personal

A la hora de vender una propiedad es mejor enseñarla despersonalizada y desvinculada emocionalmente de sus actuales dueños.

En la mayoría de ocasiones los compradores prefieren encontrarse con una decoración sencilla y un estilo despersonalizado donde puedan imaginarse habitando en la vivienda con su familia.

Una agencia inmobiliaria seria ofrece servicios de home staging que permiten una decoración despersonalizada tratando de realzar los puntos fuertes de la vivienda y minimizando los débiles.

Está demostrado que seguir los consejos que marca esta técnica de marketing inmobiliario facilita que las casas se vendan más rápidamente y además añade valor a la vivienda.

El objetivo es hacer de la vivienda una casa perfecta para una venta exitosa.

 

Error 5: no preparar la casa para la venta

Cualquier vivienda tiene sus puntos fuertes, es importante resaltarlos y darles valor ante un posible comprador, eso sí, sin exagerar.

Si la vivienda posee buena iluminación natural, si el parqué ha sido colocado recientemente, si la casa tiene techos altos o si la bañera es de hidromasaje es algo que los compradores valoran positivamente.

Si la vivienda no está en buen estado quizás sea conveniente hacer una pequeña inversión al objeto de dar una buena impresión, como por ejemplo pintar las paredes con colores neutros o acuchillar el parqué.

También es importante arreglar pequeñas averías o los pequeños desperfectos antes de poner a la venta una casa.

La mayoría de compradores no quiere encontrarse en la situación de tener que acometer pequeñas reformas o tareas de mantenimiento tras comprar la vivienda.

Incluso muchos compradores intentan detectar estos fallos para hacer una oferta económica inferior y pedir al propietario que corra con los gastos de la reparación.

No preparar la casa para la venta reduce el interés de los compradores e incluso puede ocurrir que se decepcionen cuando la visiten, cuidar los detalles es fundamental.

 

errores al vender casa

 

Error 6: desestimar ofertas

En ocasiones los vendedores caen en el error de rechazar ofertas por sistema sin querer negociar, esto demuestra que el vendedor no está preparado.

La mayoría de los compradores reales quieren negociar y realizar ofertas sobre el precio de la vivienda, por tanto, ser flexible a la hora de negociar el precio es crucial para vender la casa.

En esta negociación, a veces es suficiente con ofrecer otros beneficios al comprador, como incluir accesorios, equipamiento o muebles, o hacerse cargo de alguna pequeña reforma.

 

Error 7: escoger al comprador incorrecto

Es muy importante no equivocarse con la persona que vaya a comprar nuestra casa.

Hay que seleccionar cuidadosamente al comprador exigiendo siempre un mínimo de seriedad y compromiso para el cierre de la operación.

No se debe retirar la casa de la venta hasta que no se tenga la certeza absoluta de que la operación de venta llegará a buen término.

A veces ocurre que los compradores interesados en la casa, con una oferta en firme, finalmente no pueden realizar la compra, por diversos motivos, aunque el más habitual es la dificultad para acceder a una hipoteca.

Por esta razón, es conveniente sugerir al comprador a que antes de cerrar la operación acuda a su banco para saber si obtendrá financiación.

También puede ocurrir que los interesados sean simples curiosos que no tienen intención real de comprar, en este caso, hay que saber identificarlos para no perder tiempo.

 

Error 8: no tener suficiente visibilidad

Un error muy frecuente por parte de los vendedores es anunciar la vivienda en un único canal, antiguamente es verdad que bastaba con el boca a boca, poner un cartel o insertar un anuncio en la prensa.

Hoy en día hay múltiples canales para anunciar la venta de una propiedad, sin duda, internet y las redes sociales juegan un papel fundamental a la hora de potenciar la venta de una casa.

Los interesados en adquirir una vivienda pasan mucho tiempo buscando ofertas en internet, las casas en venta con un precio adecuado y suficiente visibilidad en la red son las que tienen más probabilidades de venderse.

Lo ideal es probar todas las opciones, las cuales no son excluyentes: publicar la vivienda en portales especializados se debe combinar con atender a las visitas para enseñar la casa.

Otro aspecto importante, es publicar en los anuncios de los portales inmobiliarios fotos de buena calidad, un reportaje fotográfico profesional ayuda a vender la casa antes.

Hoy en día, más del 80% de los españoles interesados en comprar una vivienda la buscan primero por internet y a partir de las imágenes seleccionan las que les interesa visitar.

 

Error 9: pensar que uno puede hacerlo todo

Si el vendedor no dispone de suficiente tiempo para realizar la gestión de la venta de su propiedad, esta tarea puede convertirse en una verdadera tortura.

Atender a los potenciales compradores requiere disponer en todo momento de un horario flexible para enseñar la vivienda.

Como es normal en estas cuestiones, algunos compradores prefieren visitar la propiedad por la mañana y otros por la tarde, también hay personas que únicamente tienen su agenda libre los fines de semana.

Si el vendedor tiene un horario limitado en su trabajo para atender a los interesados que contacten es normal que se pierdan oportunidades de venta.

Algunos propietarios creen que pueden realizar todo el proceso sin ayuda y que lo harán perfectamente y lo cierto es que la mayoría desconocen el mercado ni cómo funciona.

No hay que olvidar que se trata de una de las transacciones más importantes que se hacen en la vida, por lo que es mejor confiar en un buen profesional que gestione la compraventa y aporte toda la seguridad jurídica a esta transacción.

 

Error 10: no consultar a un profesional

Es frecuente que los vendedores se quieran ahorrar los honorarios de una agencia inmobiliaria, sin considerar que un asesor inmobiliario les puede ahorrar tiempo, dinero y quebraderos de cabeza.

Vender una vivienda implica conocer ciertas nociones tanto legales como de mercado para que la venta no se alargue en el tiempo ni se convierta en una pesadilla.

Una inmobiliaria dispone de su propia cartera de clientes compradores y le será más fácil encontrar a un interesado que busca una propiedad como la que se pretende vender.

Las agencias grandes incluyen las propiedades a la venta en una red inmobiliaria (MLS) para ofrecerlas a otras agencias colaboradoras, así se consigue encontrar antes un comprador.

Es importante recordar que a veces lo barato sale caro, y creer que uno mismo puede llevar a cabo todos los trámites que se necesitan para vender una casa puede ser un grave error.

 

Si te ha gustado este post te animo a que lo compartas en tus redes sociales.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
José Carlos Padrino
José Carlos Padrino
Soy asesor inmobiliario de REMAX en Madrid. Ayudo a personas como tú a vender, alquilar o comprar sus propiedades con todas las garantías y tranquilidad. Me encargo de todo para que no te preocupes de nada. ¿Hablamos? Puedes ver aquí toda la información.

2 Comments

  1. Ana Miller dice:

    Hola José Carlos,

    Me ha gustado mucho tu artículo. La verdad es que das consejos muy interesantes; estoy segura que los tendré en cuenta si alguna vez necesito comprar o vender una casa.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido esta protegido !!